Disco de la Semana: Belinda / Catarsis

Texto publicado originalmente en Revista Esnob.

Belinda - Catarsis

Al fin, Pequenias y Pequenio Masturbadores, después de una larga espera en la que se nos estaba acabando la dopamina, llega B-Cute cargada de serotonina, levedad y harta jotería, para hacernos experimentar una auténtica Catarsis.

Catarsis, el tan esperado cuarto álbum de estudio de B-Cute –como nos gusta llamarla allá en Masturbación Musical–, es el inevitable heredero de una tradición en la que las tendencias del underground tienen que ser procesadas y llevadas al mainstream; una en la que se tiene que incorporar un elemento mexicano para darle aunque sea un ápice de identidad a una clara importación. Una tradición en la que, por si fuera poco, se tienen que hacer productos a prueba de fracasos: monstruos que aseguren las ventas de una disquera y, más específicamente, de una televisora en particular. En pocas palabras, no es nada fácil ser una popstar en México.

Aquí no se descubre nada: es un disco pop que habla del amor y el desamor con los géneros que están, o mejor dicho, estaban de moda en las escenas alternativas. Inundado de circuitdubstepCatarsis es un buen disco…para 2011, año en el que originalmente debía haber salido y que se descubrió víctima de la crisis global de las disqueras, teniendo que ser retrasado hasta 2013. Pero a pesar de esto, y a diferencia de todo lo que suena actualmente en las radios mexicanas, se nota una intención por querer hacer algo un poco diferente. Y ese es justo su mayor mérito: es pop ultra comercial con una mínima intención.

“Dame Más” abre el disco con un baño de electro sucio y una Belinda que se asume absolutamente sexual, un tema casi tecno que bien podría mezclarse tanto con algo de los Chemical Brothers como con electrónica de cuarta. Lo mismo ocurre con “I Love You, te quiero”, track por el que Jennifer López hubiera matado (y que, de hecho, con la innecesaria presencia del incomprensible Pitbull nos hace creer que bien pudo haber terminado en manos de Jenny from the Block) y cuyos sintetizadores remiten inmediatamente a la mejor era rave noventera.

Los temas dubstep salen sobrando un poco, sin embargo, no hay que olvidar que este disco se inició en 2011, cuando el género estaba en su apogeo. También esto saca otro punto interesante de la producción: a diferencia de sus homólogas de décadas pasadas, Belinda tiene un aparente mayor control sobre su producción:  todas las canciones están firmadas por ella (aunque sea mera estrategia legal), desde hace dos años se ha dedicado a mostrar en redes sociales el proceso de creación de Catarsis y ella misma emitió aquella perla declarativa muy á la Paulina Rubio de que estaba preparando un nuevo género llamado dove step (cada vez que alguien dice estas palabras un hada tiene una catarsis, lo juro). Pero también, demuestra que las disqueras están atravesando uno de sus peores momentos, teniendo que atrasar dos años el disco de su carta más fuerte.

Por supuesto, las baladas y mid tempos simplemente no pueden faltar (es una especie de regla no escrita). Si de algo sirven estos temas es para dos cosas: 1) Demostrar que Belinda es una de las mejores voces de su generación y 2) Darle a las travestis de todo el país material para el cierre de sus shows. Vayamos aceptando desde ahora a “Vuelve a mí” y “Litost” como posibles “canciones-de-vestida” del año. “Como si fuéramos novios”, sobresale como una oda al one night stand que, lamentablemente, al final sirve sólo para demostrar que lo que B-Cute en realidad quiere es alguien estable. La supuesta sexualidad libre al final es llevada de vuelta al siglo XIX en este mid tempo.

Los dos primeros sencillos no tienen pierde: “En el amor hay que perdonar” es una balada convertida en himno electrónico para pedir perdón por una infidelidad (cometida por la narradora: ¿Cuándo habíamos visto eso?) y “En la oscuridad” es, posiblemente, la canción más coqueta que se ha escrito en el pop mexicano desde “Amor a la Mexicana” con todo y sus referencias nacionales (imperdible la Frida Kahlo hipster de la Peregrín). Vamos, que la B-Cute quiere irse a lo oscurito para que le den “un poco más, de eso que tú me das”.

Ésta última muestra también el mayor defecto de Belinda: su innecesaria grandilocuencia. En este tema, como en muchos otros, habrán referencias que se sentirán forzadas, como si la cantante quisiera demostrarnos que sabe, que ha leído, que ha visto, que es contestararia, que puede acceder a esa esfera culta que tanto menosprecia al pop. El resultado es simplemente risible con frases como: “muero de ansiedad, maldita levedad, mil valiums que tomar”, “hoy me condenaste a la anorexia emocional, este estado psicótico, antipoético, necesito una dosis de serotonina”, o simplemente tener una canción titulada “Litost. Pese a que la B-Cute se las da de literata, química, psiquiatra y hasta lingüista, hay un discreto encanto, muy propio de la burguesía de la autora.

Es un hecho que Belinda es la mayor popstar que este país ha tenido desde aquella santísima trinidad conformada por ThalíaPaulinaFey. También es un hecho que las esferas cultas y puristas de la música nacional serán incapaces de reconocer la importancia del pop en la cultura de la misma manera en la que las masas que consumen por consumir probablemente no reconocerán las referencias que hay detrás de un producto como éste. Pero lo que es un hecho, es que Catarsis es de esos discos que destacarán de entre el resto de la producción nacional por ser un concept album medianamente logrado (como en su momento lo fueron Love, Planeta PaulinaTierna la Noche) y, sobre todo, por ser una clara muestra del estado de la cultura nacional y musical actuales.

Bien dice el refrán impreso en los discos nacionales: la música es cultura, cuando la verdad es que el pop es cultura.

· Tracks destacados: Dame Más, En el amor hay que perdonar, En la oscuridad, Como si fuéramos novios.

Anuncios

4 Respuestas a “Disco de la Semana: Belinda / Catarsis

  1. Hay un problema con Belinda y aquella Santísima Trinidad del Pop Mexicano, no hay conexión entre Belinda y México, ni como artista extranjera Española que es, ni como hija adoptiva por su segunda nacionalidad, lo mismo les sucede a Anahí y las nuevas.

  2. Amo sus criticas , siempre son tan buenas y tajantes …… 🙂 muy bien por ustedes , su blog se esta volviendo el pan de cada día mío 🙂 pero ya no se tarden tanto plissssss 🙂 …… bsos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s